¿Qué relaciones caben en cinco estrellas?

Juan Manuel del Nido en el tercer encuentro del Círculo de Estudio de Economía Digital

 

Por Julián Mónaco

 

El economista y doctor en antropología social conversó sobre “Uber y el populismo radical de ratings algorítmicos” desde Cambridge, en donde vive y trabaja.

 

El lunes 18 de octubre, el Círculo de Estudio que desde 2019 impulsa el Observatorio de Economía Digital recibió a Juan Manuel del Nido, quien actualmente se desempeña como investigador del  Centro Max Planck Cambridge de Ética, Economía y Cambio Social.

 

A lo largo de su exposición, haciendo foco en el caso de UBER en la Argentina, del Nido se concentró en un aspecto muy preciso de la economía de plataformas: las calificaciones que las y los consumidores dan a quienes proveen los servicios (por ejemplo, conductores) y en cómo estas afectan a las relaciones sociales y laborales. En buena parte de las discusiones actuales, tanto dentro como fuera del ámbito académico, existen dos posiciones extremas: o bien estos ratings empoderan a las y los consumidores o bien facilitan, ensañan y mistifican la precarización y vigilancia de las y los trabajadores y de sus condiciones laborales. “Sin embargo”, explica del Nido, “hay un aspecto de estos ratings que escapa a ambos análisis. Me refiero a la fundamental incapacidad de cualquier rating, como el de UBER, de significar algo real. Los ratings tienen una consecuencia lógica muy poco explorada: ¿qué pasa cuando puntuamos con las mismas cinco estrellas de UBER fenómenos tan diversos como la capacidad de conversación, la actitud al volante, el sexismo, infraestructuras mecánicas y emociones?”.

 

A partir de interrogantes como estos, el autor de Taxis vs. Uber: Courts, Markets and Technology in Buenos Aires, recientemente publicado por la editorial de la Universidad de Standford, argumento que “la capacidad de esas cinco estrellas de tomar infinitos valores, y a la vez infinitamente diversos, transforma el problema clásico, de cómo estabilizar clasificaciones, en su perfecto inverso: esa infinitud de problemas ya no es un problema, sino precisamente su virtud. Un populismo radical en el que absolutamente todo cuenta pero cuenta del mismo modo y a la vez. O, lo que es lo mismo, en el que nada puede contar”.

 

¿Cómo es posible que lo que solía ser un problema público, como lo es el de la movilidad o el transporte, se haya transformado, poco a poco, en un problema de preferencias del consumidor? De acuerdo del Nido, se trata, en buena medida, de una singular tensión entre un plano subjetivo y un plano objetivo que está en el centro de UBER: “Si pensamos en el funcionamiento de este rating con más cuidado, vemos que lo único que realmente importa a la hora de evaluar es la experiencia subjetiva de cada pasajero o pasajera, de cada transacción. Centrarse en el consumidor y en su experiencia fue, precisamente, la razón por la cual tantos ciudadanos celebraron a UBER. Les permitió reimaginar al transporte como un problema de consumo personal, de preferencias, dando a la retórica del empoderamiento formas de una perfección imposible hasta entonces. Pero, a la vez, esas experiencias subjetivas solo pueden entrar a las relaciones que crea UBER en la forma de cinco estrellas que son idénticas y que evocan una progresión ordinal y cardinal de uno a cinco. La plataforma está diseñada para que las experiencias subjetivas viajen solamente a través de los números y de sus propiedades. El impacto crucial de esta tensión entre lo subjetivo y lo objetivo es el de transformar un problema público en un problema privado”.

 

 

Además, con el propósito de comprender las distintas formas de legitimidad que generan las plataformas en general y UBER en particular —o, en otras palabras, cómo es que seducen o persuaden acerca de un “populismo radical”—, del Nido hizo referencia al modo en que las estrategias técnicas y algorítmicas de monitoreo y control de trabajadores a menudo buscan enmarcar la vigilancia de los trabajadores como un proyecto reflexivo: “reflexionar sobre su performance o sobre una medida de su performance, les permitiría, presuntamente, convertirse en mejores trabajadores”.  

 

El próximo encuentro de la tercera edición del Círculo de Estudio de Economía Digital tendrá lugar el lunes 15 de noviembre con la exposición «Capitalismo intelectual monopolista», a cargo de Cecilia Rikap. Para participar escribir a economiadigital.idaes@gmail.com.

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *